TENER QUE TENER RAZÓN

Una de las mentecatadas que nos esclaviza es el tener que tener razón y creer que nuestras ideas son todopoderosas o absolutas, desde la vanidad y el orgullo falso de presumir de tener la cabeza llena de conocimientos, sin reconocerlos como la causa principal de que a veces nos sintamos vanos y vacíos.

Con una mente así, el “mente-cato” se cree que tiene la verdad, como si toda la realidad fuera sólo de su propiedad privada, igual que el dinero o el poder. Su meta es el control del poder, que para la Ecología Humana consiste en hacer que los otros hagan lo que él quiere y nunca hagan lo que él no quiere que hagan.

Su enemigo es siempre la libertad, ya que no puede dejar de controlar a los otros que se sienten libres y además siempre se está controlando a sí mismo, como manifiestan sus rigideces y problemas sexuales, porque no puede comprender que el máximo control es el descontrol.

Su habilidad principal es hacer creer al otro, muchas veces en nombre de la democracia, que tú y yo somos iguales para lograr un contexto de amor falso, donde él es el único que decide sobre los derechos y deberes que cada uno tiene.

En la medida que estamos viviendo una época de incertidumbre y de mucha confusión, donde proliferan mentes antihumanas que tienen miedo a la libertad, la Ecología Humana nos invita a todos a protegernos y disfrutar cada vez de más libertad real, descubriendo nuestro poder de elegir y decidir nuestras conductas, superando los determinantes exteriores, conectando con nuestro Ser o Yo interior profundo y priorizando una mejor supervivencia y convivencia entre todos.
 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
Powered by Komento